Las radios FrSky obtienen los datos de telemetría mediante sensores colocados en el aeromodelo (avión, dron o similar) conectados a través de un sistema propio denominado SmartPort (SPort). Dichos sensores, de velocidad, altitud, voltaje, etc se conectan a un bus que termina en el receptor, quien recopila los datos, añade el de intensidad de señal (RSSI) y los manda a la emisora. Obviamente nuestro receptor tiene que ser compatible SPort.

Estos datos de telemetría, una vez en la emisora, tienen muchas utilidades. El de RSSI es probablemente el más conocido e importante, porque permite a las emisoras avisarnos de cuando la señal entra en zona crítica. Otros usos, más o menos peculiares, pasan por avisos de pérdida/ganancia de altura, distancia, modo de vuelo, etc. E incluso la de permitir tomar decisiones automáticas en base a los datos ofrecidos por la telemetría, como por ejemplo la vuelta a casa o el aterrizaje en caso de darse determinados factores, a veces cruzados.

En este artículo vamos a describir en detalle una capacidad de las controladoras de vuelo Pixhawk (y supongo que también versiones anteriores de APM) para integrarse en el bus Sport e inyectar una buena cantidad de datos propios, como son los de posición GPS, inclinaciones, velocidades, etc. Esta magnífica capacidad se vuelve especialmente interesante si además tratamos los datos enviados con un espectacular script programado en Lua al efecto: Yaapu FrSky Telemetry Script. Con Yaapu transformaremos nuestra radio FrSky en una auténtico cockpit.

Seguir leyendo